jueves, 29 de marzo de 2007

Panópticos

No todo lo que se ve es transparente. El ojo que mira, define lo observado.
Cuando pusimos un webcam en mi despacho, lo hicimos con el espíritu de que se pueda observar que nuestra gestión pública es transparente. Pero ademas de eso, para que la sociedad, el vecino, pueda ver como trabaja un jefe de gobierno. Creo que es esencial blanquear la funcion de quienes gobernamos o ejercemos la funcion publica

(La imagen es del plano del Panopticón de Bentham)

8 comentarios:

Anónimo dijo...

no vale la pena hacer comentarios porque no los publican

Anonimo 1 dijo...

No se sí es un gesto de cinismo, mi querido anónimo, pero ese si te lo publicaron

Anónimo dijo...

Es un juego interesante el que se produce con el panóptico. La metáfora arquitectónica-panóptica puede que haya cumplido sus días, y nuestro panóptico hoy sea primordialmente tecnológico. No se trata de los problemas de los antiguos arquitectos griegos para hacer que un espectáculo sea visible para la mayor cantidad de público posible, ni su contraparte en la edad moderna: la mayor cantidad de público posible, visibles a unos pocos fríos ojos invisibles y vigiladores, mediante prisiones e instituciones de control.

Hoy tenemos un pequeño grupo de personajes recluídos en una institución de secuestro foucaultiana, observados por una mayoría, que regula su estadía y corrige sus virtualidades. Un experimento sociológico magnífico, el bio-poder mismo realizado.

Respondiendo a su pregunta, creo que sería un jugador que pondría a prueba su propia parrhesia, frente a la retórica y el deber.

Nico dijo...

lastima que el experimento sociologico sea admirado por millones de televidentes, que poca mirada critica deben tener sobre el tema.

supongo que ya la ficcion supera la realidad y la alienacion no tiene limites...

Anónimo dijo...

no sé qué tipo de jugador sería ud. Telerman. sepa una cosa, lo voy a votar, pero le pregunto ya que estamos, y sepa también que le doy mucho crédito (mire que no soy de ponerle porotos a nadie, eh?)
1. ¿Qué haremos con los chicos de la calle? Son cada vez más. ¿Qué puede el gobierno de la Ciudad hacer?
2. La misma pregunta pero aplicada a los edificios tomados. Hay uno en Gascón y la vía que creo que no terminó de construirse añares atrás y en el que vive gente con riesgo de que el techo se le venga encima.
3. ¿Qué pasará con el sur de la ciudad?
4. ¿Qué pasará con la falopa que abunda en la ciudad, por caso, por el Bajo Flores, aunque todos los barrios tienen sus dealers y sus taqueros, no?
5. Parece una joda pero no lo es: tengo 3 chicos y cuando van a los peloteros de cumpleaños la historia es graciosa: la única salida de emergencia es ¡la única salida que existe! Son chicos y los peloteros de los que le hablo tienen a veces un subsuelo, una canchita de fútbol, etc. ¿Qué pasará?
Me cae súper bien, Telerman, pero quiero saber. Me gustaría que el blog hable de estas cosas. YO le prometo que desde el mío y a todos mis vecinos les cuento de su blog. Pero hable de estas cosas. Su futuro votante.

tincho dijo...

el panoptico es perverso... vigilar y castigar... en el call center donde trabajo esta lleno de camaras. constantemente nos hacen sentir vigilados, imponiendo temor y violencia psiquica. el simple hecho de la camara que vigila te hace sentir la desconfianza de quien te emplea.


al fin y al cabo un recurso mas para fortalecer el aparato represivo.


ja me hace acordar a las telepantallas de 1984... que miedo!

patricia jauregui dijo...

Hay cámara en el despacho del jefe de gobierno?Quiero verlo...

Joaquin Tuculet dijo...

Me parece ridicula la comparacion de una camara en el despacho del jefe de gobierno de buenos aires con el modelo del pan optico, que no solo tiene el objetivo de observar sino el de, ademas reprimir y controlar.
tengo 16 años y soy de tandil.